“Tu nombre después de la lluvia” Victoria Álvarez

Título: Tu nombre después de la lluvia

Autor: Victoria Álvarez

Nº páginas: 584

Editorial: Lumen

Sinopsis: En las profundidades de Maor Cladaich, un antiguo castillo irlandés, una banshee ejerce como heraldo de la Muerte a principios de 1903. Atraídos por este espíritu, el profesor Alexander Quills y sus compañeros viajarán desde Oxford a fin de liberarla de sus vínculos terrenales.

Crítica: Si bien el principio de la novela parece un poco lento, desde el momento en que el tren hacia Irlanda se pone en movimiento, la trama comienza a desarrollarse por sí sola. Con unos personajes bien construidos, Álvarez nos lleva de regreso a las lejanas tierras de Irlanda, nos pasea por los antiguos muros de un castillo encantado y nos presenta a criaturas como Rhiannon o Ailish que parecen extraídas de antiguas leyendas irlandesas.

Si bien el tema del espiritismo en novelas históricas nunca me ha llamado la atención -me viene por defecto de profesión-, Tu nombre después de la lluvia imprime su propio sello gracias a este detalle. A algunos les gustará más y a otros menos, pero lo que es indiscutible es que que la forma en la que está escrita la novela, la trayectoria que sigue la trama y el relieve que adoptan los personajes tiene calidad. Con apenas unas pinceladas nos transporta al mismísimo lado de Quills y sus compañeros y conocemos de primera mano Kilcurling y Maor Cladaich.

Una de las cosas que más me han gustado de la novela es que no se centra únicamente en el grupo principal, sino que cada personaje secundario tiene su propia fuerza, su propia voz, dotando de más realismo a todo el ambiente creado en torno al pueblecito de Kilcurling y Maos Cladaich. Todo personaje tiene su papel en la historia, como una pequeña obra de teatro en la que importa hasta el más mínimo detalle. Este hecho nos recuerda que muchas veces olvidamos la importancia de los secundarios y nos centramos únicamente en los principales, pero en esta ocasión no será así, descubriéndonos un mundo paralelo donde cada elemento cuenta.

Me gustó tanto la novela, que me puse en contacto con la autora para pedirle una pequeña entrevista. Gracias a ella, hoy puedo compartir con vosotros estas preguntas que -a mí personalmente- me rondaban por la cabeza mientras leía Tu nombre después de la lluvia. ¡Espero que os guste! ¡Y muchísimas gracias, Victoria Álvarez, por acceder a saciar mi curiosidad!

ENTREVISTA. MAYO 2014.

PR. Tu nombre después de la lluvia está recibiendo una gran acogida en España. ¿Mientras lo escribías sentías que sería la novela que te lanzaría a la fama?

La verdad es que nunca me pregunté qué pasaría después de que la novela llegase a los escaparates. Para mí ya era un honor que pudiera salir a la venta con Lumen, un sello que seguía y admiraba desde hacía mucho tiempo. Pero sí, supongo que todo esto está siendo una sorpresa. No puedo estar más encantada con la recepción que está teniendo esta historia ni con el cariño con el que los lectores han recibido a Alexander, a Lionel y a Oliver en sus casas.

PR. ¿Qué fue lo que te impulsó a escribir? ¿Con qué edad comenzaste tus primeros relatos?

Empecé a los nueve años, concretamente con un cuento corto ambientado en la antigua China que les regalé a mis padres por Navidad. Les hizo tanta ilusión y me animaron tanto a seguir con ello que me lo tomé en serio desde ese momento. A los doce años terminé mi primera novela, una historia de ciencia-ficción con naves espaciales, a los diecinueve me atreví a empezar a enviar las que seguía escribiendo a las editoriales… Finalmente, a los veinticinco por fin conseguí atraer la atención de una editorial y desde entonces he tenido la suerte de que mi trabajo sea mi mayor pasión.

PR. ¿Cuál fue la idea a partir de la cual se desarrolló Tu nombre después de la lluvia? ¿Tenías la historia clara desde el principio?

La idea surgió a partir de la figura de la “banshee”. Conocí a esta criatura cuando tenía quince años y recuerdo que me pareció muy intrigante, perfecta para protagonizar una novela de misterio, pero como por entonces me dedicaba a otro tipo de historias me limité a dejarla aparcada en mi cabeza. Mucho más tarde, hace unos cuatro o cinco años, regresé a ella durante una conversación con dos amigas y me empecé a preguntar si no habría llegado el momento de hacer algo con esa idea. Por otra parte, en los últimos años he estado redactando una tesis doctoral en Historia del Arte para la cual he tenido que manejar miles de periódicos del siglo XIX. Un día me puse a pensar si no habría existido por aquel entonces ninguna publicación dedicada a lo sobrenatural, tratándose de algo que interesaba tantísimo a los victorianos. Al descubrir que no, se me ocurrió que podría crearla yo… y al unirla con la idea anterior de la “banshee” la investigación que realizarían los tres protagonistas de la novela en un castillo irlandés comenzó a cobrar forma poco a poco.

PR. ¿Por qué Irlanda?

Porque en el siglo XIX se creía que era el rincón más mágico de toda Europa, y hoy en día sigue habiendo mucha gente que lo piensa, no solamente los irlandeses. Tienen un talento innato como contadores de historias y un folclore que siempre me ha resultado de lo más interesante. Aún no he tenido la oportunidad de dejarme caer por la isla, ¡pero espero hacerlo muy pronto!

PR. Imagino que el contexto histórico te habrá llevado mucha investigación. ¿Cuánto tiempo has tardado en redactar la novela?

Unos cuatro meses, pero antes estuve casi un año documentándome sobre Irlanda y sobre la literatura gótica en la que aparecía la figura de la “banshee”. También he tenido que ocuparme de las costumbres de entonces, la moda de la época, los castillos irlandeses, el sistema judicial… un montón de cuestiones que a veces me han dado bastantes quebraderos de cabeza, pero con las que he disfrutado muchísimo. Suele ser mi parte preferida de todo el proceso creativo.

PR. A pesar del eco que está recibiendo Tu nombre después de la lluvia, no es tu primera novela publicada. Antes fueron Hojas de dedalera, en 2011, y Las eternas, en 2012. ¿Podrías hablarnos un poco de ellas?

En ambos casos se trata de novelas de corte gótico ambientadas a comienzos del siglo XX. Hojas de dedalera cuenta la historia de Annabel Lovelace, una joven médium que trabajó para la reina Victoria de Inglaterra y que se ve involucrada en las investigaciones de Scotland Yard acerca de Jack el Destripador, además de vivir una historia de amor imposible con su espíritu protector; a los lectores de Tu nombre después de la lluvia les resultará familiar porque Annabel hace un cameo en la novela. En cuanto a Las eternas, trascurre en Venecia y trata la rivalidad de dos jugueteros que compiten entre sí por crear las muñecas más perfectas, unas muñecas que pronto comienzan a estar relacionadas con una serie de extrañas muertes que se están produciendo en la ciudad…

PR. ¿Estás comenzando alguna otra novela? ¿Podrías adelantarnos un poquito dónde y en qué época estará ambientada?

Ahora mismo estoy trabajando duro en dos historias; este verano espero empezar a escribir una de ellas, pero la otra me llevará mucho más tiempo por la documentación tan exhaustiva que requiere. Tengo muchas esperanzas puestas en ese proyecto y mucha ilusión, pero por el momento prefiero no decir nada. ¡Ni siquiera yo sé todavía adónde me conducirá esa historia!

Tu nombre después de la lluvia

Deja un comentario

Archivado bajo Álvarez, Victoria, Histórica, Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s