“El año en que me enamoré de todas” Use Lahoz

Título: El año en que me enamoré de todas

Autor: Use Lahoz

Nº páginas: 304

Editorial: Espasa

Sinopsis: Sylvain Saury es un periodista parisino de treinta años de madre española y padre desconocido incapaz de madurar y empezar una vida responsable. Cuando le surge la oportunidad de ir a Madrid durante un año, no se lo piensa dos veces: es un trabajo mal pagado, sí, pero tendrá la oportunidad de reconquistar a una exnovia alemana que le robó el corazón y la cordura años atrás.

Crítica: Lo primero que saltó delante de mis ojos tras haber leído las primeras páginas de esta novela fue el protagonista, Sylvain, que, con prácticamente treinta años, huye de las diferentes realidades que conforman su vida -una relación infructuosa que no consigue superar, un trabajo con responsabilidades, la inevitable madurez…- y continúa viviendo a salto de mata. Sin embargo, a medida que la historia va avanzando, vemos que pese a su miedo irracional y autosabotaje, realmente desea madurar. ¿Es éste el retrato de las nuevas generaciones? Claramente se distingue el quiero hasta que puedo, el miedo a dejar atrás la juventud y sumergirse en un mundo de responsabilidades en el que olvidemos qué era la libertad; todo ello pese a que, en el fondo, sepamos que es la hora de dar el paso, no tanto porque es lo que la sociedad pide, sino porque ese deseo surge de nosotros mismos.

Otra de las tesis que se proponen en la novela es la diferencia de experiencias recogidas a lo largo de los mismos años de vida, como puede observarse comparando al protagonista con otro de los personajes. En este caso, ambos tienen la misma edad, pero la diferencia entre ellos es tan grande que inconscientemente se les otorga edades diferentes, siendo Sylvain el más inmaduro, tanto por actitud como por experiencia en la vida. Puesto que ambos son caras de una misma moneda, el uno aferrado al pasado y el otro habiendo conseguido lo que siempre quiso, se pone sobre la mesa la eterna premisa de no porque se desee ha de ser lo mejor. Así nos encontramos a Sylvain intentando por todos los medios regresar a un tiempo en el que fue feliz, pese a haber cambiado él y todos los que le rodeaban; por otro, nos encontramos a su semejante, que aun tras haber conseguido lo que siempre quiso, también desea escapar de su realidad. Esto nos lleva a plantearnos si realmente el ser humano puede llegar a ser plenamente feliz en algún momento de su vida ya que, por mucho que haya obtenido lo que siempre deseó, nunca estará satisfecho.

Y a pesar de todo, de las dificultades, de los desamores, de los miedos, El año en que me enamoré de todas es un grito a la esperanza, personificado en Sylvain, en su madre, en todos los personajes; Nos enseñan que, aunque creamos que está todo perdido, que no podemos cambiar o ser felices, siempre hay un resquicio por el que esa felicidad negada podrá entrar. Y, llegado el momento, está en nuestra mano el permitírselo.

El año en que me enamoré de todas

Deja un comentario

Archivado bajo Contemporánea, Lahoz, Use

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s