“Y las montañas hablaron” Khaled Hosseini

Título: Y las montañas hablaron

Autor: Khaled Hosseini

Nº páginas: 384

Editorial: Salamandra

Sinopsis: Todo comenzó cuando Sabur, padre de Abdulá y Pari se lleva a sus hijos a Kabul en 1952, vendiendo a su hija pequeña para poder mantener al resto de su familia. A partir de ese momento, la vida de cada uno de los miembros tomará caminos diferentes sin que la distancia o el tiempo puedan cambiar sus raíces.

Crítica: Y las montañas hablaron se desarrolla no sólo en Afganistán, sino también en Francia y EEUU. Asimismo, tampoco hay una única voz cantante; a lo largo de la novela, múltiples protagonistas alzan sus voces a fin de contar sus propias experiencias, unidos, de una forma u otra, a Pari y su hermano Abdulá.

Esta nueva novela de Khaled Hosseini es espléndida. Recorre los destinos de diferentes miembros de una misma familia, desde puntos de vista cercanos o lejanos, construyendo unos personajes tan humanos que resulta increíble que sólo vivan en la mente de este magnífico autor. A través de saltos temporales y espaciales, conocemos las virtudes y defectos de aquellos que se vieron involucrados de una forma u otra en el destino de Pari, ya fuera para separarla de su hermano o para ayudarla a buscar sus raíces en la lejana Afganistán, tambaleando el ya de por sí frágil mundo en el que ella había asentado su vida.

Y las montañas hablaron es un grito al amor en todas sus facetas, pero sobre todo al amor familiar, al paternal, el que envuelve a los padres y a los hijos, a los hermanos, a los primos y sobrinos. Un amor tan fuerte que deja huella sin importar la distancia que separe a los involucrados, haciendo que luchen para estar de nuevo en compañía de su propia familia. Aunque, si bien es cierto, Hosseini nos muestra que no siempre la familia es nido de afecto, tal y como retrató con el caso de la pequeña Roshi.

La novela está dividida por capítulos, cada uno de los cuales está dedicado enteramente a personajes diferentes que, sin importar cómo ni cuándo, están relacionados con Pari o Adbdulá. No obstante, esta relación queda en ocasiones en segundo plano, puesto que la importancia de estos personajes es la suya propia: que son humanos, que tienen familia para bien o para mal, y que todos tenemos obligaciones y pecados con los que cargar. De esta forma, recorremos cincuenta años de la vida de los protagonistas, años durante los cuales la vida los zarandea de un sitio a otro hasta que encuentran su lugar.

Quizás la única pega que pondría a esta novela, merecedora de la más alta valoración (desde mi punto de vista), es que en un mismo capítulo, Hosseini desarrolla saltos en el tiempo dentro de un ya de por sí brinco temporal, provocando confusión y pérdida de orientación en cuanto a la historia se refiere que, sin embargo, se recupera rápidamente. Aparte de eso, son trescientas páginas que vuelan entre los dedos, poniendo de relieve las limitaciones del ser humano, retratándolo tal y como es, sin pretender que sea héroe ni villano, sino simplemente humano.

Y las montañas hablaron

Deja un comentario

Archivado bajo Contemporánea, Hosseini, Khaled

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s