“El gran Gatsby” F. S. Fitzgerald

Título: El gran Gatsby

Autor: F. S. Fitzgerald

Nº páginas: 232

Editorial: Anagrama

Sinopsis: Jay Gatsby es el gran desconocido de West Egg. Organiza fiestas a cualquier hora del día o de la noche, siempre con la intención de reconquistar a Daisy Buchanan, su antiguo amor. Pero su plan no saldrá ni mucho menos como había planeado.

Crítica: Existen dos tipos de novelas en función de la perspectiva con que se desarrollen. Por un lado, están aquéllas que se centran en la historia (y, con suerte, en los personajes), sin prestar especial atención al uso de las palabras empleadas para contar la trama. Cómo se desenvuelva la historia, el entretenimiento, es lo fundamental.

El segundo tipo de novelas es una literatura diferente. Es Literatura. Evidentemente, la historia tiene su importancia, y cómo se muestren los personajes al público es fundamental, puesto que no son creaciones vagas, de escaso trasfondo. Pero lo más importante de este tipo de novelas es cómo están escritas, las palabras que se convierten en un portal para descubrirnos la existencia de otras realidades.

El gran Gatsby entra en esta última categoría. No me malinterpreten. Cuando se lee una novela o un escrito en otro idioma que no sea aquél con el que fue redactado, se pierde muchas de las intenciones que tuvo el autor de transmitir. Por eso, es excepcional que haga referencia a la forma en que El gran Gatsby está redactado. Y si la hago, es porque entre las palabras traducidas se siente palpitar aquéllas que escribió Fitzgerald. Su forma de escribir es sencillamente sublime.

Hay muchas más cosas que decir sobre esta obra: Los personajes, sus vericuetos (que no son pocos) y su auténtico trasfondo, fácil de descubrir si se reflexiona y lee entre líneas; cómo la historia da unos giros espectacularmente sencillos y complicados al mismo tiempo, poniendo de relieve la sociedad de los felices años 20, preocupada por las fiestas y el desenfreno y tan desinteresada a la hora de la verdad. Es la crítica de un mundo que dejó de existir hace décadas, pero que permanece envuelto en deslumbrantes fiestas, familias de a bien que derrochaban el dinero y sueños sobre tiempos mejores tras la Gran Guerra. Una sociedad superficial para la que nada tenía importancia, ni siquiera la más terrible de las tragedias.

El gran Gatsby

Deja un comentario

Archivado bajo Clásicos de la literatura, Fitzgerald, F. S.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s