“Brújulas que buscan sonrisas perdidas” Albert Espinosa

Título: Brújulas que buscan sonrisas perdidas

Autor: Albert Espinosa

Nº páginas: 240

Editorial: Grijalbo

Sinopsis: Albert Espinosa nos lleva de la mano en esta historia de dolor, reencuentros, pérdidas y amor. Recientemente viudo, el protagonista regresará al hogar paterno a cuidar de su progenitor, tan profundamente aquejado de Alzheimer que no será capaz de reconocerle. Pero mientras su propio padre le trata como un desconocido, él hará un viaje en sus recuerdos en busca del auténtico hombre que habita en ambos.

Crítica: La historia narrada por Espinosa es tremendamente desgarradora. El protagonista no sólo se enfrenta a la pérdida de su esposa, sino también a lo que supuso para él la pérdida de su propia madre y lo que supondrá la de su padre. Esto le lleva a cuestionar la fragilidad de la vida, convirtiendo el discurso en una mezcla de reflexiones filosóficas acerca del transcurso de la propia existencia y lo que ella conlleva; que la búsqueda de la verdad en torno a nosotros mismos, en nuestras propias acciones o palabras y en las de nuestros allegados, resulta más una tabla de salvación que un ancla que nos empuja al fondo más profundo; que siempre hay tiempo para la reconciliación y la felicidad. El tema, personalmente, me resulta atractivo puesto que provoca la propia reflexión, invita a pensar. Además, la forma en que Espinosa lo desarrolla es muy fresco, muy natural. Los temas saltan de uno a otro como un enorme tramado, como un conjunto de eslabones de una única cadena, sin que en ningún momento sea forzado el hilo de los recuerdos. Gracias a ello, es una novela muy fácil de leer, emotiva y profunda si se lee entre líneas.

Así y todo, he de hacer dos puntualizaciones:

La primera, la tremenda, tremendísima falta ortográfica que hizo que mis ojos sangraran de dolor. Capítulo 10, “envestida”. Existe el verbo “envestir”, que significa “investir” o “revestir” (Real Academia Española), pero les puedo asegurar que, por el contexto, no tiene sentido que se trate de dicho verbo, sino que hace referencia a “embestida”. Quiero creer que es una errata.

Segundo, los puntos suspensivos. Jamás en todos los libros que he leído (y puedo asegurar que son muchos, muchos), he visto tantos puntos suspensivos seguidos. Casi al final de cada frase, puntos suspensivos. Los objetivos de este signo de puntuación son varios, que no voy a enumerar aquí, sino que me voy a centrar en el que nos interesa: dar fuerza a la frase, otorgarle sentimiento y pensamiento. Pero el problema que conlleva este tipo de abuso es que se consigue el efecto contrario: restan pasión a los párrafos, a la historia, porque en ocasiones (desde mi más humilde opinión), sobran. Es cierto que se pretende una reflexión a lo largo de esos tres minúsculos puntos suspensivos, y bien elegidas las posiciones, hubiesen conseguido mucho más de lo que realmente consiguen. Aunque siempre puede ser que, quizás, la intención del autor sea una que se escapa a mi entendimiento. Que siempre puede ser, una no es perfecta. No obstante, ciertos puntos suspensivos consiguen un efecto desgarrador, provocando que el dolor y las reflexiones del protagonistas emanen de las páginas y se trasladen a nosotros mismos.

De todas formas, a pesar de estas dos puntualizaciones, el libro en general me ha gustado mucho. Se lee rápido y bien, haciendo hincapié en ciertos pensamientos profundos entorno a la vida y la muerte, el amor y el odio, la posibilidad de empezar de nuevo… Un libro muy conveniente para aquéllos que busquen reflexionar sobre la existencia.

Brújulas que buscan sonrisas perdidas

Entrevista a A. Espinosa

Deja un comentario

Archivado bajo Contemporánea, Espinosa, Albert

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s