“El vals lento de las tortugas” Katherine Pancol

Título: El vals lento de las tortugas

Autor: Katherine Pancol

Nº páginas: 800

Editorial: La esfera de los libros

Sinopsis: El vals lento de las tortugas continúa con la vida de l@s protagonistas de Los ojos amarillos de los cocodrilos, cada uno llevando el éxito de Jósephine a su manera. A lo largo de la historia, veremos cómo el tiempo pone a cada uno en su lugar, aprendiendo las diferentes lecciones que nos enseña la vida, aceptando los cambios aunque no sean los esperados.

Crítica: He de reconocer que, si bien Los ojos amarillos de los cocodrilos me encantó de una forma que hacía mucho tiempo que un libro no lo hacía, la segunda parte me decepcionó muchísimo. Si algo caracterizaba la primera novela (y la publicidad para vender el libro lo atestigua), era que los personajes podían existir perfectamente. Cualquiera podíamos ser Jósephine, Iris o incluso Antoine. Problemas reales para gente real. Fue un libro con el que nuestras propias vidas podían ser identificadas con las de los personajes. Sin embargo, la segunda parte incluye historias completamente irreales, como es el caso del hijo de Josiane y Marcel. Y lo que sucede con Iris es tan increíble que me dejó anonadada. Al acabar la novela, me pregunté cómo era posible que el primero fuera tan bueno y el segundo alcanzase esos niveles de decepción. Por supuesto, los personajes siguen en la misma línea de perfección que en la primera, pero la trama, al estar compuesta por historias tan absurdas, hace que la calidad del libro caiga en picado.

Creo que Pancol buscó una forma original de continuar con la historia y que la segunda parte igualara a la primera, pero desde mi punto de vista consiguió lo contrario. No hay más que comparar ambas tramas. Eso sí, no todas las historias son desastrosas; algunas mantienen la calidad en alza, e incluso mejoran. Es esta mezcla “agridulce” la que hace que El vals lento de las tortugas me mantenga intrigada, hasta el punto de releer en varias ocasiones el libro a fin de intentar comprender qué llevo a Pancol a escribir semejante trama. Es posible que el origen de mi decepción se encuentre en la comparativa de ambos libros, pero quien haya leído Los ojos amarillos de los cocodrilos comprenderá a qué me refiero.

Está claro que las segundas partes nunca fueron buenas. Pancol, te deseo suerte con Las ardillas de Central Park están tristes los lunes.      

El vals lento de las tortugas

Deja un comentario

Archivado bajo Contemporánea, Pancol, Katherine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s